Páginas vistas en total

miércoles, 19 de abril de 2017

ACRÓSTICO....

Hoy, ayer y en un futuro,
Antes de que la tormenta del fin ruja por última vez,
Restableceremos el orden en el caos,
Rebatiremos las razones de los necios,
Ahuyentaremos el miedo y el mal de ojo....
Gracias a la vida, que me ha dado vuestras manos.
Adelante, compañeras, amigas, hijas queridas…



(Mariam, abril 2017)

 

jueves, 13 de abril de 2017

JUEVES SANTO, MISERICORDIA CONFLICTIVA.


Foto: José Palazón
     En Enero de 2016, tres bomberos españoles fueron detenidos en la isla griega de Lesbos acusados de tráfico de personas. Su "delito", rescatar inmigrantes que naufragaban a pocas millas de la costa. Desde su embarcación, estos cooperantes sevillanos prestaban  auxilio a hombres,  mujeres (muchas de ellas embarazadas) y niños hacinados en pateras a la deriva, y a otros muchos que nadaban exhaustos tratando de no morir ahogados en el Egeo. Una ayuda que, hasta el momento de su detención, había librado del cementerio marino a más de cinco mil personas.
     Sorprendentemente, en lugar de agradecer su labor humanitaria, las autoridades europeas les hacían responsables de un presunto delito de tráfico de personas. La bondad incuestionable de su obra de misericordia pasaba a interpretarse bajo el prisma conflictivo de una infracción penal al violar la ley de extranjería, que castiga la ayuda a inmigrantes "ilegales".
     A mi juicio, esta dinámica paradójica y perversa que transmuta la bondad de una ayuda compasiva en actividad delictiva caracteriza de manera singular el ejercicio de la misericordia de Jesús. Sus acciones en favor de enfermos y pecadores activaron todas las alarmas de los "guardacostas imperiales", que vieron en las obras del Galileo una amenaza para sus leyes de extranjería.
      No hay duda de que Jesús ejerció la misericordia de un modo conflictivo.
     A Jesús no le mataron por ser bondadoso, lo ejecutaron porque sus obras de misericordia cuestionaban “las leyes de extranjería” que delimitaban las fronteras entre lo puro y lo impuro, entre el nosotros y el ellos, entre el prójimo hermano y el extranjero enemigo, entre la obediencia a la ley, que favorece la paz social, y la objeción de conciencia, que antepone el sufrimiento a la norma. Esta es la misericordia “fronteriza” y conflictiva de Jesús.
      Jesús fue un judío doctrinariamente ortodoxo con unas prácticas heréticas,  y en el quicio de esa disonancia es desde donde cobra sentido la tensión social, religiosa y política que generaban sus actos de misericordia.

     La misericordia de Jesús no solo minaba los mecanismos de exclusión social, acciones que lo situaban como un hereje social, sino que, además, contraviniendo la Ley judía, sus actos de caridad suponían una verdadera herejía religiosa….

     Sobre las obras de misericordia, especialmente sobre las corporales, gravita la tentación del poder.  Todas las religiones tienen una relación compleja con el poder… La alusión al poder como evidencia definitiva de la divinidad degenera en una religiosidad milagrera en la que las obras de misericordia se reducen  a manifestar la capacidad divina para resolver problemas humanos saltándose las leyes de la naturaleza (Dios solucionador).
Foto: José Palazón.
      Arrodillarse y lavar los pies no es un simple gesto provocativo encaminado a recordar a los discípulos la necesidad de la ayuda mutua; su significado es más profundo y más transgresor; lo que Jesús propone es un cambio de paradigma, se plantea el paso de una religión del poder y la ley a otra centrada en el servicio y la misericordia…
      Las obras de misericordia transitan en este tiempo entermedio entre la cruz y la resurrección, entre impotencia y poder. Aquellos que caminan por los márgenes de la historia auxiliando a hombres y mujeres apaleados por bandidos saben bien a qué tiempo me refiero. **

 
 **José Laguna, en su: "JESÚS, LA MISERICORDIA CONFLICTIVA DEL REINO".

miércoles, 5 de abril de 2017

DESPIERTA...

Foto: Mariam, Egipto.
Sin querer llegará abril,
pero oscuro y sin claveles,
y tú mirarás los días

como quien mira la nieve
caer sobre la ciudad,

alunada y siempre hambrienta
y la crisis va llenando

de dormidos las cunetas.

Y tú hibernando ausente,

exhausto y sin latido,
vencido por el miedo

y la luz de los mercados,
cansado ya quizá de estar perdido,
perdido.

Cuando el trabajo te escupa cual carozo de cereza
rodarás pendiente abajo.

No quedará quien proteja a la virgen del dragón .
Cuando suenen las alarmas
la marea habrá subido acorralándote en la cama.
Despertarás entonces, desarmado y cautivo.


Foto: Maríam,, Indía.

Y como quien regresa,

a la casa en que fue niño
todo parecerá más pequeño,

más oscuro
el horizonte, la llama y el futuro.


Y entonces, dime, qué harás.

Despierta ya verás,
que te están esperando,
paciendo en el portal una reata de pegasos
para cruzar el cielo tras la estrella del vencido  
y hacerse las preguntas que exigen estar aún vivo.

Despierta, has de pintar, nuevas constelaciones
para que navegantes extraviados en la noche
encuentren el camino que les acerca al mañana
en el que Prometeo burla al dios y trae la llama.

Que el destino no parió la miseria en la que duermes.
Nació de las voluntades de mil hombres y mujeres
que nada está escrito para siempre...
Despierta.

El invierno llegará arañándote la espalda,
mirarás el telediario como quien lee un telegrama
que trae pésames y flores
Mientras mascas los silencios
te robarán la memoria nigromantes y
 usureros.
Aquellos que ahora bailan celebrando la hoguera,
en que arde tu futuro, herido de hipotecas,
de dulce mansedumbre,
narcótica ceguera, herido y desangrado,
el futuro aún espera.

Despierta ya verás, que te están esperando,
paciendo en el portal una reata de pegasos
para cruzar el cielo tras la estrella del vencido
y hacerse las preguntas que exigen estar aún vivo.

Despierta has de pintar nuevas constelaciones
para que navegantes extraviados en la noche
Foto: Mariam, India.
encuentren el camino
que les acerca al mañana
en el que Prometeo
burla al dios y
 trae la llama.

Que el destino no parió
la miseria en la que duermes,
nació de las voluntades de mil hombres y mujeres,
que nada está escrito para siempre.

Despierta. Despierta.
Despierta. Despierta...

(Ismael Serrano y Silvio Rodríguez)

https://www.youtube.com/watch?v=rleKIOPjxZs&list=RDrleKIOPjxZs