Páginas vistas en total

viernes, 26 de abril de 2013

ENFERMOS DE SOLEDAD








                             Hay cientos de miles de canciones tiradas en la calle… La gente las deja  tiradas como historias de su pasado… Si el autor está atento, puede ir recogiéndolas, limpiarlas un poco, sacudirlas, alimentarlas, vestirlas, prepararlas, y después, compartirlas con la gente.    

                                                                                            (R. Arjona)



El texto comenzó como un ejercicio de escritura. Se trataba de componerlo utilizando frases ya escritas para canciones, de realizar una historia con los versos encadenados de las letras que incluso hubiesen cantado diversos cantautores, que en un momento determinado, aparecieran ese día por mis alrededores.

Y según iba escribiendo, rescatando del suelo las historias que me llegaban al oído, me daba cuenta de que muchas hablaban de situaciones que conocía, como espejos de una situación concreta, que me llegaba y me acercaba a mi gente, y de que, en este día, en particular, me hablaban más que nunca, de alguien a quien denomino “el enfermo de soledad”, porque tengo la certeza de que muchas veces quisiera decir cosas iguales o parecidas, con sus silencios o con sus gritos silenciados.

A partir de aquí, esto puede parecer un plagio, es más,  confieso que lo es. Pero todo el texto describe de forma muy acertada a  personas a quienes quiero mucho, y a quienes quisiera ver feliz. Y además, a gente que ama la música como yo,  que no podríamos vivir sin ella, por lo que es también, un pequeño homenaje a los compositores.

Dicen los expertos que “la soledad representa el contexto social de la persona en sí”, y que los solitarios son más propensos a enfermarse ya que la producción de anticuerpos se ve mermada. Cuando ella te invade, los gritos de auxilio no siempre tienen respuesta. 

Lo pienso y digo muy a menudo: en este siglo nuestro, rodeados como estamos por tanta tecnología y tantos adelantos, donde el futuro casi nos ha alcanzado ya, estamos más solos y tristes que nunca.



ENFERMOS  DE SOLEDAD:

A ti, te estoy hablando a ti, aunque te importe poco lo que estoy diciendo.
A ti, te estoy hablando a ti, porque amar como tú amas es un absurdo y lo sabemos.
Porque tus llamadas parecen pedirme que te acompañe a estar solo, a abrazarnos sin contacto, a rozarte sin tocar tu piel… Solo a acompañarte a estar solo.

Porque has habilitado un rincón en tus entrañas donde guardas la ternura, ésa que cuando  esparcías  parecía caer sobre rocas que la infertilizaban y donde nunca encontraban la forma de germinar.   Y que guardaste en tu interior, quizás cansado de que te llamaran soñador, iluso, tonto y necio. 

Y te volviste vulnerable a las personas que consuelan con Chanel las huellas del fracaso, del dolor, de la muerte en vida.

Ahora vives señalando la bancarrota moral que te rodea.
Y eso tiene su coste.

Hay cicatrices de heridas que no cierran.

Y un exilio voluntario donde la nostalgia sigue de Primer Ministro.
A pesar de todo,  quieres seguir haciendo el amor con la vida,
para dejarla preñada de  hermosos sueños,
de sonoras risas y de cielos azules. Pero… ¡Cuesta tanto!

Y te veo enfermar de soledad,  ese personaje  que viene cuando todos se van. Con tus sueños rotos,  y las heridas que tratas de suturar y que no siempre cierran.

Y a veces, solo funciona un cóctel de pastillas para dormir.

     Y cuando vas a hablar, ciertas frases se quedan enredadas en la punta de tu boca, y ya no me cuentas cuanto duele estar tan lejos de ella durmiendo en su misma cama, pero a cientos de kilómetros de ti… y que hay pingüinos en la cama por el hielo que provoca.

Que en esta relación siempre tu buscas un sueño y ella un testigo. Que el espejo no miente, que se pasa el tiempo, y cada noche hay un beso desperdiciado en la almohada.

Pero nunca te das por vencido, y le regalas tu risa,  y sigues pagando los impuestos de esta  ruina que es vivir así, con el corazón en fuga
herido de dudas de amor.


     Y hoy quieres bailar conmigo aunque, te advierto,  puede que te pise los pies.

    Y yo, como el reparador de sueños, con mis herramientas de aflojar los odios y apretar amores, voy quitando piedras, lágrimas, basura … Siempre intentando trocar lo sucio en oro, para que no naufragues  por haber creído que amar era el verbo más bello… Y a veces puede parecer que la soledad soy yo, en compañía del pasado. 

 Y  quién fuera un poderoso sortilegio, porque has de saber
que yo te ayudaría a pintar mariposas en la oscuridad.
Más las ideas son balas hoy día y no puedo usar flores por ti.

Y a la sombra de mi sombra, te estoy hablando a ti, aunque te importe poco lo que estoy diciendo.


Es verdad que yo puedo entenderte, porque vivo con el alma aferrada a un dulce recuerdo,
estoy aquí, dándole un beso en el cuello a su espacio vacío. 

 
El amor luce bien cuando está lejos ...
Porque también un mar pone kilómetros entre él y yo, y  hay noches en que siento un miedo que no se calibrar y necesito un ángel de la guarda que me toque sin rozar,
y a contraluz me diga que a veces se apaga el infierno.

Esos dias que deseas que no amanezca por favor, porque la vida es una cárcel con las puertas abiertas.

Hoy quisiera hablar como un árbol con mi sombra hacia ti. 
Como un libro salvado en el mar,Porque ambos preguntamos muchas veces
¿adónde van las palabras que no se quedaron?  ¿adónde van las miradas que un día partieron?

           Recuerda esto, que ya fue escrito: que siempre,  o casi siempre, la soledad es una ingrata a la que se le va agarrando el gusto...
Con un alto riesgo de parar completamente enamorado de ella...


La soledad... la compañera, la del miedo, la de los futuros inciertos... la del camino.. la de la búsqueda.
la de escavar la fosa y contar los  huesos de los besos enterrados

Hay tantos momentos en que yo también te pediría
que te acuestes  a mi lado en esta noche en que  la soledad  ya    nos hermana.
Acuéstate  a mi lado en esta noche para poder amanecer mañana.
No me entregues amor  si no lo sientes.
No me entregues un cuerpo enajenado.
Entrega el corazón por una noche.

Tu calor, tu silencio, tu mirada.
No demores que el frío va calando
La pena que nos llega
con el viento.

Huyamos de la calle que nos mata como dos marginados de estos tiempos.
Te ofrezco acompañar la madrugada  que yo creo que sientes y que siento.
Cuando al fin amanezca y otros días, vengan a dar la luz de un nuevo aliento.

Y créeme cuando te diga que  no soy primavera, sino una tabla sobre un mar violento.

Créeme, si no me ves, si no te digo nada,
Si un día me pierdo y no regreso nunca, yo siempre me pierdo en el mismo camino.

          He plantado abedules para que los abraces, y pienso  a menudo, que si tu te atrevieras …  
por mi vida que te sigo...

A cambio, enséñame a convivir con la presencia de su ausencia.
Aprendamos a andar por encima del sol sin quemarnos los pies ...

 
Mi querido enfermo de soledad, 
como dijo  Marguerite Yourcenar:

“ Existe  entre nosotros algo mejor que un amor: una complicidad".

Y sé que si se apagan las luces, si me siento perdida, tú estaras conmigo con un beso de rescate…. Por eso, acompáñame a estar sola….

      Necesito que  secuestren la utopía, que incineren los glaciares, esta noche.  Ante tanta pesadilla, haz amigo, que reencontremos el sentido de los sueños.

 Soy vecina de este mundo por un rato y hoy coincide que también tú estas aquí, (coincidencias tan extrañas de la vida),
 tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir ...

Al final del viaje está el horizonte, al final del viaje partiremos de nuevo,  al final del viaje comienza un camino ...
otro buen camino que seguir descalzos contando la arena.

Al final del viaje estaremos tú y yo, intactos.

Quedamos los que puedan sonreír
en medio de la muerte, en plena luz.


Vamos, pues, a juntar cicatrices, y a olvidar que mis castillos
son de arena,
    y que no siempre lo urgente es lo importante,

    Ahora, si se callase el ruido, oirías la lluvia caer limpiando la ciudad de espectros, te oiría hablar en sueños  y abriría las ventanas.

      Si se callase el ruido quizá podríamos hablar y soplar sobre las heridas, quizás entenderías que nos queda la esperanza.

    Se oye tanto el ruido de los iluminados gritando desde sus hogueras que trae el fin del mundo la luz de la diferencia.

Ruido de inquisidores, que nos hablan de libertades
agrietando con sus gritos su barniz de tolerantes.



Nunca pisa la batalla tanto ruido de guerreros,
que traen de sus almenas la paz de los cementerios.
Háblame de tus abrazos, de nuestro amor imperfecto,
de la luz de tu utopía, y que tu voz tape este estruendo...

Si miro un poco afuera me detengo,
la ciudad se derrumba y yo cantando...
aunque, la verdad,  me gustaría parafrasear a Hamfrey diciendo:

  "El mundo se derrumba y tu yo nos enamoramos..."




lunes, 22 de abril de 2013

BAJOS LOS SICOMOROS... Cuento del Nilo III


       "Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba. Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba de la gloria en las flores, 
no hay que afligirse. Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo".
                                              William Wordsworth


Y en mi paisaje  siembro sicomoros para que los abraces….

     
Es la última tarde y paseamos por La Corniche, bajando hacia el hotel.
      Por momentos, la certeza de que aquellos son los últimos instantes de este viaje se va interiorizando en mi ánimo…
      El se ha detenido un momento,  y me mira señalándome el árbol bajo el que estamos pasando.
      Un  sicomoro, seguro que centenario, crece a la orilla del Nilo, y mi mano acaricia alguna de sus hojas mientras él me habla de sus recuerdos bajo otros sicomoros, en la zona del Delta, de cuando  eran niños y pretendían sus frutos  subiendo en su búsqueda.

Imagino a un pequeño adolescente,  en el camino de su casa a la escuela, con los libros bajo el brazo, quien antes de entrar a su clase, ha ido a comprar un periódico que leerá después bajo las ramas de la falsa higuera oriental… ¡Cuantas horas de dicha dedicadas a este menester, que ha seguido manteniendo a lo largo del tiempo!

   Y suenan en mi palabras de canción:
   “Observa como me derrumbo, como crezco y me reconstruyo a la sombra de los sicómoros que has plantado a lo largo y ancho de mi alma. Mírame firme con esos ojos que derriten montañas de cosas absurdas y arrópame con tus pestañas una vez más, aunque sea domingo, aunque no tengamos tiempo, aunque las obligaciones nos hayan arrancado las mantas y empecemos ya a tiritar de frío.

       Será que esta noche las flores que iluminan mi habitación no alumbran lo suficiente si no las riegan tus manos. Será que si no me riegas a mí siento que me apago con ellas. Será…
 será que te necesito."

      Recuerdos literarios me traen a la memoria a Sinué (Sanehet),  el “hijo del Sicomoro"; a Amós, en la Biblia, o a Zaqueo, que se sube a un sicomoro para ver a Jesús; También en la Midshná hebrea se dice que en la Baja Galilea, al sur de Kfar Hasnanya, crecen abundantemente.


 

        Dicen los historiadores que el sicómoro empieza a mencionarse en épocas predinásticas en el Antiguo Egipto. En algunas ocasiones se habla de  Egipto como de "el País de los sicomoros", y al árbol se le llamaba falsa higuera o higuera egipcia. Según Zohay y Hopf, los egipcios eran los únicos que cultivaban este árbol, muy fácil de reproducir mediante esquejes.
       Debido a su madera incorruptible, lo relacionaron rápidamente con la muerte y la resurrección; de ahí que se plantaran cerca de las tumbas y que los ataúdes se construyeran cuando era posible con su madera blanda y ligera. También se hacían amuletos con la forma de sus hojas.
       Al principio, la tapa del ataúd se identificaba con la diosa del cielo Nut, aunque, con el tiempo, el árbol acabó identificándose también con Hathor y con Isis, las tres señoras del sicómoro. Es normal encontrar representaciones en las que aparecen Hathor o Nut subidas a un sicómoro dando de comer o de beber al ba del difunto. Nut adopta entonces el papel protector, hospitalario  y compasivo de Hathor. Como árbol del viajero, era Hathor quien ofrecía sus higos a los viajeros que se encontraban con uno de estos árboles en el camino.
Hathor aparece a veces como la “Dama del sicómoro" porque, escondida entre sus hojas, en los límites del desierto, ella salia para ofrecer a los muertos el agua y el pan de bienvenida.
   El ataúd de Osiris estaba construido con madera de sicomoro y recibía la sombra del mismo árbol. Ser enterrado en un ataúd de esa madera significaba ser acogido por el abrazo de la gran madre en forma de Isis, Hathor o Nut.
     Un jeroglífico nos muestra dos sicómoros iguales en el horizonte del este,  como si fueran las puertas del cielo por las que emerge cada día el sol, de ahí que también se le conozca como “El gran árbol de horizonte oriental”.
                                  *** ********* ****** ***   
     Queda ya atrás el árbol de nuestro paseo y él sigue contándome hermosas historias, y acaricia la mano que he dejado apresar antes entre la suya, mientras siento que yo,  en estos instantes, me traslado a otro destino donde sus ojos ya no me miran. 
       Iba a terminarse aquel paréntesis para volver a la constante ausencia, en la que mi boca pronunciaría su nombre sin respuesta inmediata.
         Aquel paseo me iba dejando un poso melancólico, junto a la sensación nostálgica de un final de película de amor. 

          Y seguía, además, escuchándole hablar, sin dejar de sorprenderme por aquella mágica manera de hilvanar palabras en un perfecto castellano, que, de alguna forma, me transmitían su forma de quererme.

          Pero el final de este paseo no ha de parecerse a una despedida... Lo queremos así, y no puede ser de otra forma. Ni una lágrima, ni un adiós, ni una queja...

         Aunque en Madrid, dentro de poco, pida a gritos su presencia y me diga, abrazada a la almohada, lo mucho que le extraño , recordando las últimas caricias que ha dejado prendidas en mi piel y que son mi equipaje de vuelta...


     Cuando regresé, sabía que el riesgo sería pasar muchos años persiguiendo un recuerdo perdido.


        Lo se, ahora, mucho más...

       Sé que recordaré con nitidez las sensaciones de este regalo inesperado que se me ha dado. Que las divinidades me protegerán bajo sus alas para que no se apague la luz que inunda mis días hoy, y que el padre Nilo, seguirá meciéndome en sus aguas con suavidad.

       Como una recreación de la historia de Moisés, he llegado abandonada a los juncos del río, donde fui encontrada y adoptada para una vida nueva.

        Crecerán mis  sueños entre mitos y leyendas, pero con la energía de una historia real,  que me hace viajar a la grupa de un tiempo con tu nombre grabado en el tronco del sicomoro.

De alguna manera, he renacido...
          como el sol que nace y muere cada día, para renacer en el siguiente amanecer.




          Cuento del  Nilo I


Cuento del Nilo II




miércoles, 10 de abril de 2013

BARAKA






  
    

Hoy me han hecho un regalo
inesperado y dulce...


Con su voz suave y tierna, y que advierto sincera,
firme y leve cual pluma,
me ha dicho muy despacio:
 
"Te regalo dos días de cielos soleados,
de noches con dos lunas y estrellas impensables.

Y que los pies descalzos sobre cálida arena
te conduzcan conmigo a ese lugar tan nuestro,
y, aunque el tiempo es fugaz,
podremos poseerlo.

Todo a cambio, tan solo,

de que en 48 horas, olvides tus afanes,
tus temores, tus luchas...


Déjate, pues llevar,
a la jaima adornada,
que el té ya nos espera,
y todo está dispuesto,
la mesa y el abrazo,
y sábanas de lino
cubren la hamaca prestas..."

Por fin encuentro a alguien
que no me necesita,
y que quiere cuidarme,
sin hacerme su objeto,
sin ofertar maneras
de caballero andante...
tan solo mi equilibrio
parece importunarle.

Y estoy casi, casi.... tentada...
de aceptar el regalo,
decir que sí al presente.


(Marian, 9 de Abril de 2013)



martes, 2 de abril de 2013

DRARI, CHAVAL, MUCHACHO, BOY, HOMBRECITO...



El Derecho sólo es aceptable si sirve para acabar con las injusticias,   para abrir las alamedas por donde pasee el hombre libre. 
                                                                          (Salvador Allende)





 Comienza Abril  y nos deja otra ausencia.... 



     Aquesta matinada, querido amigo, otro de los grandes nombres de mi corazón, te has ido dejándonos el orgullo de haberte conocido, de haber compartido muchas batallas y muchas historias, y la alegría de los reencuentros en Tánger y en Madrid, también con  del dolor de otras pérdidas... 

En mi recuerdo, siempre estaremos tomando una cerveza Casablanca,  en un garito de mala nota tangerino... y siempre estarás dispuesto a salir a las calles de Barcelona, con la foto de uno de mis chicos, a buscarle por las calles...

 Desde el Col·lectiu DRARI nos informaba de todo lo que podía interesarnos en cuanto a la asistencia jurídica y educativa de los menores migrantes, los que vienen solos en busca de futuro y asÍ tejió una red, junto con sUis compañeras de colectivo, en la que desde todos los lugares de España podíamos encontrarnos....

Reproduzco esta entrevista que te hicieron hace un tiempo, aunque tan actual aún, para que no se nos olvide donde estamos y con quién nos posicionamos:


REVISTA D´ESTUDIS DE LA VIOLÈNCIA BUTLLETI NOVEMBRE 2008
Entrevista a Vicenç Galea i Montero, Educador Social Col—lectiu DRARI دراري d'Investigació Acció Participativa pels Drets de l'Infant 

1.- Puede explicar a nuestras lectoras y lectores los objetivos y la actividad del Col.lectiu DRARI?
El Col—lectiu DRARI realiza una observación continuada de la situación de los
menores no acompañados y de las actuaciones de las administraciones públicas sobre
esta situación.
También llevamos a cabo asesoramiento y acompañamiento a menores no acompañados y actuamos ante las administraciones en determinados casos que lo requieren.
Nuestra área de actuación principal es Cataluña si bien, dada la implicación de numerosas administraciones en los casos, termina por ser todo el territorio estatal español, el marroquí y otros.
Para este trabajo, contamos con la colaboración de una red informal de asociaciones, colectivos y personas particulares en muchos territorios.
En el Col—lectiu DRARI somos voluntarios y carecemos de  recursos, actuamos desde la ciudadanía.

2.- Puede describirnos que es el origen étnico y sus características en Europa, España y Catalunya?
La mayor parte de los menores no acompañados en Cataluña y en el estado español son magrebíes, sobre todo marroquíes. Esto se explica por la vecindad geográfica. En los últimos años ha crecido la llegada de menores no acompañados del África sub-sahariana sobretodo, y también del este de Europa.

3.- Que tipo de violencia sufren y padecen los menores no acompañados?
La primera violencia que sufren los menores no acompañados es la que sufren en su país y que les empuja a emigrar solos y a edad tan temprana. Analizar estas violencias en origen es complejo dada su diversidad y dependiendo del caso.
La segunda violencia es la propia del arriesgado y peligroso viaje que emprenden estos menores, sea por su cuenta en los bajos de autocares y camiones, sea a manos de la delincuencia organizada que los trae en pateras, cayucos y por otros medios.
La tercera violencia, incomprensiblemente, es el maltrato institucional que, en mayor o menor grado, se encuentran una vez llegan al territorio español. También esta violencia es diversa y compleja, dada la variedad de reacciones de las comunidades autónomas, de las fiscalías y de las respectivas delegaciones del gobierno estatal.

4.- En 1998, un reportaje en prensa desveló la existencia de 60 menores marroquíes en la calle, en situación de explotación, que dormían en un túnel de ferrocaril cerca de la Plaça de les Glòries de Barcelona. Qué ha cambiado en 10 años?.

En aquél entonces ya eran más de 200 los menores en estas situaciones. En estos 10 años Cataluña ha consolidado la discriminación institucional hacia estos
menores, con una segregación prácticamente total de centros, recursos y servicios, y creando recursos específicos de dudosa legalidad y de evidente falta de
profesionalidad que hacen que los menores pasen muchos meses sin acción educativa y sin la debida protección y condiciones de habitabilidad.
La afluencia de menores no acompañados en estos 10 años ha crecido de una manera previsible, si bien se muestra estable en los últimos años.
La presencia de menores en situación de calle ha cambiado, siendo que actualmente son menos número, pero también porque la red social creada con los años hace que los menores no acompañados puedan pasar desapercibidos.

5.- La Asociación Proyecto hombre, advierte del alto consumo de marihuana y alcohol en menores inmigrantes, que piensan vdes.?
El consumo o abuso de tóxicos entre los menores no acompañados cabe buscarlo en las mismas razones que con el resto de adolescentes, pero cabe destacar la situación específica de estos menores, sin su familia, en el extranjero y sufriendo durante meses o años una situación de incerteza debida al maltrato institucional que reciben.

6.- El 3 de abril de 2007 publicaron vds que los niños y niñas bajo tutela catalana, por miedo al mensaje de la repatriación que reciben cotidianamente, recibido como amenaza y no como garantía de Derechos, acaban abandonando su centro para huir a la calle...
La mala calidad de la atención en los centros para menores no acompañados junto a la mala gestión de la repatriación y del Programa Catalunya-Magrib ha hecho que en los últimos años muchas docenas de menores se hayan visto empujados a reemigrar hacia otras comunidades autónomas buscando una mejor protección. Estos nuevos destinos han sido muchos, especialmente Gipuzkoa, Bizkaia, Cantabria, Asturies y Galicia.

7.- Que posición presenta el Gobierno de Catalunya en relación a la repatriaciones forzosas de menores?
Es una posición cobarde e incoherente en general. En 2007 se realizaron las 2 últimas repatriaciones forzadas y sin garantías, que fueron denunciadas, y se intentaron otras 3, que fueron impedidas con denuncias. Actualmente, e incomprensiblemente, la Generalitat pretende repatriar a los menores no acompañados de dos maneras diferentes.
Una es a la fuerza, sin garantías, sin el consentimiento del menor ni de la familia y sin apoyos en el país de origen.
La otra manera es con el consentimiento y con supuestos apoyos. En el caso de Marruecos se cuenta con el Programa Catalunya-Magrib, del que se facilita muy escasa información y que según nuestro conocimiento se trata de un programa mal ideado y mal gestionado que ha fracasado a pesar de contar con todo el apoyo institucional y con más de 2 millones de €. Según informaciones oficiosas, solamente 4 menores han aceptado retornar con este programa y otros 5 están siendo atendidos en origen.

8.- Vdes se dirigieron al Sindic de Greuges de Catalunya en el 2007, denunciando la falta de garantías en los procedimientos de repatriación de menores inmigrantes, ¿que respuesta han tenido?
Las competencias del Síndic de Greuges son muy limitadas, consisten en informar una vez al año al Parlament. Desde hace años, regularmente informamos al Síndic de nuestro conocimiento sobre la situación de los menores no acompañados.
Sabemos que de las investigaciones que realiza, la DGAIA no suele contestar a sus requerimientos, o lo hace meses después y de manera incompleta. Las conclusiones
del Síndic confirman nuestras denuncias y dejan ver que se trata de una situación
generalizada de maltrato institucional.

9.- En Barcelona, les consta si niños de la calle ofrecen servicios sexuales a hombres para sobrevivir?
La explotación sexual de menores es habitual en todo el mundo, especialmente en las grandes ciudades con menores en situación de desamparo y de calle. EnBarcelona se han dado siempre casos, si bien desconocemos el alcance de estasituación. Hemos realizado varias denuncias en este sentido en los últimos años.

10.- Para finalizar, quieren añadir algo más?
Algo que nos evidencia desde hace 10 años la presencia de los menores no acompañados en nuestro país, es que el sistema de protección de la infancia está muy falto de recursos. La particularidad de este tipo de menores ha permitido sacar a la luz las carencias de nuestro sistema.
Por otro lado, destacar que la falta de recursos en general para la protección de la infancia, y la falta de coordinación dentro del sistema catalán y de este con el resto de administraciones, no se deben a incapacidad o precariedad económica solamente.
Debemos tomar conciencia de que se trata de una voluntad política generalizada, ajena a colores de partido. Solamente tomando conciencia ciudadana, siendo una necesidad de la sociedad, podremos cambiar estas situaciones de vulneración de los Derechos del Niño.

Fuente:ICAV