Páginas vistas en total

miércoles, 10 de abril de 2013

BARAKA






  
    

Hoy me han hecho un regalo
inesperado y dulce...


Con su voz suave y tierna, y que advierto sincera,
firme y leve cual pluma,
me ha dicho muy despacio:
 
"Te regalo dos días de cielos soleados,
de noches con dos lunas y estrellas impensables.

Y que los pies descalzos sobre cálida arena
te conduzcan conmigo a ese lugar tan nuestro,
y, aunque el tiempo es fugaz,
podremos poseerlo.

Todo a cambio, tan solo,

de que en 48 horas, olvides tus afanes,
tus temores, tus luchas...


Déjate, pues llevar,
a la jaima adornada,
que el té ya nos espera,
y todo está dispuesto,
la mesa y el abrazo,
y sábanas de lino
cubren la hamaca prestas..."

Por fin encuentro a alguien
que no me necesita,
y que quiere cuidarme,
sin hacerme su objeto,
sin ofertar maneras
de caballero andante...
tan solo mi equilibrio
parece importunarle.

Y estoy casi, casi.... tentada...
de aceptar el regalo,
decir que sí al presente.


(Marian, 9 de Abril de 2013)



1 comentario: