Páginas vistas en total

jueves, 29 de mayo de 2014

MARISA


"Decir amigo  se me figura que decir amigo  es decir ternura.
Dios y mi canto  saben a quien nombro tanto".
                                                                                      (Joan Manuel Serrat)



Hoy me he adentrado en el territorio donde  anidan los buenos recuerdos porque es tu cumpleaños y eso me ha llevado a pensar en
           ¡qué  pequeñas éramos cuando nos conocimos!

     Colegio de monjas, uniforme compuesto por falda azul marino, polo blanco,  rebeca también azul marino,  leotardos y zapatos a juego. Oración antes de comenzar las clases y profesores y profesoras que nos hablaban ya de la democracia, de los nuevos tiempos, de oposición a la dictadura.
    Me fijé antes en ti que tú en mí, seguro,   ya que estabas entre las compañeras de clase más populares, gracias a tu chispa, a tu simpatía y sonrisa, y dado que yo era entonces tímida, callada, aburrida y "empollona" (aunque siempre se me resistieran las matemáticas). El descubrimiento llegó después, cuando estudiábamos “Intérpretes Mercantil”, primero en el colegio, después en la Escuela de Comercio, y entramos en el mundo adolescente que antes solo habíamos vislumbrado. Primeras salidas,  primeras confidencias,  grandes amores, salidas a la sierra en la que tú ya eras experta, intercambio de amigos, primer contacto con la realidad laboral,  vuelta al colegio para estudiar el Bachillerato Superior, nocturno para poder compatibilizarlo con el trabajo, etc… Tiempos de luces y sombras, pero los mejores recuerdos en relación con las amigas de aquella época.
      La vida, poco después, nos iba a sorprender creando vínculos “familiares” entre nosotras dos. Tú te enamoraste de un compañero de trabajo y yo de su hermano, y, aún muy jóvenes, nos casamos y nos colocamos en el estatus de “cuñadas”, además de amigas. También en este periodo de tiempo, hubo sombras y luces entre las parejas, nos alejamos un tiempo, lo vivimos como pudimos, les fuimos leales  pero conseguimos un nuevo acercamiento, que, con la madurez, con la llegada de nuestros hijos, nos hizo acoger, de paso, a toda nuestra extensa familia política, aquella tropa por la que tiramos de la cuerda para que se quisiesen entre ellos.
       Vinieron después los tiempos en que pasamos a ser "ex-cuñadas" (y siempre amigas), compartimos más tiempo y más vivencias... Suelo que desaparece bajo los pies, dejándonos en un gran salto al vacío existencial, pero que supimos superar, cada una en su momento, en el proceso propio que necesitamos ,  creciendo como personas y logrando la normalidad, incluso la felicidad (breve o extensa) de nuestra propia independencia.
 
 
 
Me animaste a unirme a tu grupo de vacaciones y a ir  por casi todo lo largo y ancho de este mundo. Viajar  es uno de los placeres que seguimos permitiéndonos, sea cual sea nuestra economía, bastante tocada por cierto, y del que obtenemos beneficios incuestionables.
Hemos hecho nuevos amigos que nos llenaron de alegría y de momentos inolvidables.
No voy a hacer aquí un resumen más largo de todo lo que nos une porque ambas llevamos con nosotras esa experiencia, y podría, además, ser interminable.
Como dije ya, es tu cumpleaños y quería decirte, antes de recapitular, que fuiste y sigues siendo muy importante en mi vida. Que tu equilibrio y tu serenidad, me han hecho ser mucho más objetiva y menos impulsiva (aunque esto último es muy difícil,  soy caso perdido). Que las críticas, si las hubo, supiste orientarlas hacia la reflexión. Que sé que cuento contigo, y me felicito por la suerte que tengo de que formes parte de mí, de mi familia escogida, y espero que yo pueda estar a la altura de las circunstancias contigo, siempre.
    Si alguna vez te fallo, no dudes en decírmelo... No me habré dado cuenta, me habré despistado, que con los años puede que me pase... Aunque deseo ser siempre para ti columna y cimiento en que puedas apoyarte, hogar acogedor cuando necesites reposo y estribo seguro para seguir escalando las dificultades.

      Un gran abrazo, hermanita.
      ¡MUCHAS FELICIDADES!
 
 
 


 
 
 



 

viernes, 23 de mayo de 2014

DIÁLOGOS SOBRE LAS FRONTERAS DEL SUR






 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Foto de Francisco Pacheco)
 
 
DIALOGOS SOBRE LA FRONTERA SUR.

Algunos creen tanto en Dios
que se olvidan de los hombres...

Vivo en la vieja Europa
y cada vez más cercana la Alemania de Hitler,
el Portugal de Salazar, la piel de toro franquista,
los camisas negras de Italia...
De joven, temimos a los coroneles;
ahora, tememos a los mercados.
Mis hermanos llaman a la puerta,
exhaustos porque les robamos todo.
Vienen heridos, condenados, muertos,
mojados en las lágrimas,
de cárceles  sin proceso ninguno. 

Se corrompió la torre de la justicia,

el silencio cómplice se multiplica...
Vivimos en la absoluta impunidad
de los que siempre hacen trampa.
¡Malditos los que siempre ganan!

Dibujan la frontera y nos quieren patriotas y excluyentes,
pero yo soy el hijo de la calle,
la hermana de la vida
y conozco a los que luchan incansables
y rompen las cadenas.
Estáis en mi corazón lleno de nombres... 

        Y con vosotros, 

compañeras y compaňeros imprescindibles,
amasaré el pan de la mañana.

 (Mariam, 22 de Mayo de 2014)
 






 
(Fotos de Mariam) 
 
 
                                                                                                            

jueves, 15 de mayo de 2014

NARANJAS PERFUMAN EL CIELO



                                        "Creo en mujeres eternas,  muertas en inviernos lluviosos,
                       al dejarse llevar por el viento y perderse entre máquinas  y hospitales".

                            (Prófugos de un aguacero azul.-  Gonzalo Villar Bordones)


                      Este poeta, al que cito con todo respeto,  me envía este poema lleno de ternura que me ha dedicado y que agradezco infinitamente. Que no merezco, porque no fui yo quien tuvo el mérito del encuentro, sino aquel a quien  tuvimos la suerte de tener con nosotros. El lo hizo todo.




 




Muhammad en su Jardín de Naranjas

14 de mayo de 2014 a la(s) 13:06

 

Bienaventurado Muhammad porque está en el paraíso.
Naranjas perfuman el cielo
Árboles abrazan  el aire
Lo entregan  ligero y aromático
cargado de azahares
Sol  junto al  rostro de sus siete años.
Padres y hermanos
completan su alegría.
Felicidad fundada en lo sencillo
amables juegos
agua  limpia
abrazos y calor de su  familia.

Y sin embargo, el cáncer,
la noche devorando su cara
invadiendo su sonrisa
tornando en silencio su poema.

¿Y si operamos?
Hubo que dar batalla por la vida.
Acudir al amor entre las gentes.
Muhammad  en el avión
junto a Antonia
-hermana mayor de la ternura-
portando ella un gran sueño: 
retornarlo sano a la Casa de su Madre.
Médicos examinan  y concluyen.
Sólo algunos meses 
puede extenderse aquella vida.
Apenas unas pocas auroras
pasteles de naranjas
abrazos de alegría.
Pero otros dos años nos regaló Muhammad
Pidió que celebraran su llegada al paraíso
Fiesta con naranjas y abrazos
Que su madre no llorara por él
Prometió interceder por Antonia ante  Alá.
Y siempre.
Lo dice el azahar y el agua clara.
Muhammad ha estado en el paraíso.

 

 


Siempre digo, Gonzalo, con C.S.Lewis,que el dolor de ahora es parte de la felicidad de entonces."   He encontrado otro poema tuyo, que refleja todo esto:



Sobre la muerte no tengo noticias.
Sólo la penumbra abrazando mis objetos
y el silencio derramado sobre la piedra".
 
  
 Gracias,  muchas gracias, Gonzalo.

 

******La primera fotografía, de Li Taipo, proviene de este sitio.
Dice el poeta que está tomada en el Antiguo Hospital de los Sacerdotes Venerables en Sevilla.
La segunda, la hice yo, el 11 de Mayo, comiendo con él y con Fabián.
 
Marian.