Páginas vistas en total

martes, 27 de junio de 2017

¡PAIS DE MIERDA!


 
De vez en cuando, muere un gran hombre
y este país llora unido al pie de su tumba como si lo quisiera de verdad.

De vez en cuando, estalla una bomba y la solidaridad aflora entre nosotros como las mariposas en el rosal.

De vez en cuando, en nuestra historia ocurre un genocidio en tierras lejanas llenas de “parias” y entonces unas cuantas lágrimas
brotan colectivas de los ojos de la impunidad.

De vez en cuando, un niño es violado cual si fuera de trapo
y entonces nuestras morales dobles entran en pánico.

De vez en cuando, un esposo asesina a su esposa
en defensa de su honor burlado.

De vez en cuando, un político corrupto le roba al pueblo
los recursos de su futuro.

De vez en cuando, susurran los periódicos algún fraude electoral  
y  todos queremos estallar.

¡De vez en cuando, este país de mierda tiene memoria y dignidad!
 

De vez en cuando, los ciudadanos recuerdan la hermandad
y se unen entre diferentes para luchar.

De vez en cuando, las banderas
se pueden ondear
por la victoria de la humanidad.

De vez en cuando, lo negro es bueno y el miedo nos hace hablar.

!De vez en cuando, este país de mierda recuerda que puede cambiar!
 

De vez en cuando, los niños pueden soñar con una casa
y un juguete para jugar.

De vez en cuando, se construyen parques y se olvida al rival.

¡De vez en cuando, en este país de mierda se puede crear!
 

De vez en cuando,  se dice lo que se siente sin temor al qué dirán.

De vez en cuando, en mi país la gente dice no MÁS.

De vez en cuando, nos acordamos de los demás…
 

De vez en cuando, miramos más allá de nuestra propia miseria.

De vez en cuando,  derrotamos la indiferencia
y abrazamos la conciencia de la libertad.

De vez en cuando, los buenos somos más
y nos resistimos a actuar solo de vez en cuando.

DE VEZ EN CUANDO,
ALGUIEN ME RECUERDA QUE PUEDE SER SIEMPRE…

 
**Ébano, 2010   (Jhoana Patiño )
 
 
 
 
     **Jhoana Patiño es una joven escritora colombiana, nacida en Manizales, dedicada especialmente al mundo académico, que empezó su andadura literaria con Ébano, un libro de poemas -o prosa poética- donde se nombra aquello que nos han enseñado a callar, a permitir, a esconder y a olvidar a través de procesos de socialización inequitativos que marcan con hondas cicatrices el cuerpo y la memoria y cuyo máximo fin -de estos procesos- es la naturalización de las desigualdades, la legitimación del poder que oprime y la invisibilización de la pluralidad que nos distingue. 
 
      Y, precisamente, con un lenguaje de profunda conexión con la vida íntima, privada y pública, limpio, transparente y lleno de vida, Jhoana Patiño pretende con Ébano constituir un lugar-espacio de denuncia pública de todas las cadenas sociales que nos atan a lugares, relaciones, normas, valores, discursos y límites impuestos.
 
      
Fuentes: Centro de Documentación Cinde-Manizales
(Número 2, septiembre-noviembre 2010).
 
 

 
 







jueves, 22 de junio de 2017

BLINDAR LA FRONTERA: EMERGENCIA SOCIAL II


Una de las mujeres cuenta las monedas que ganó, intentando cuadrar un balance  imposible.


-Precisamos ropa, zapatos, comida... Pero quiero que mis hijos estudien y sean felices.

      Sobre el futuro, esta guerrera Warao sigue cultivando sueños para sus pequeños.

Soñar  no cuesta nada, dice.

-Mariene y Fabiana van a ser profesoras de lengua Warao
y César, médico. Faltan médicos en nuestro pueblo, Tucupita.


     Os hablaba hace unos días de los indios que habían pasado a Brasil desde Venezuela y de la emergencia social que, al fin, se había decretado en Manaos.

     Cáritas Archidiocesana y la Pastoral del Migrante, que están acompañando al grupo, pidieron al ministro de Justicia ayuda urgente.

     -"Estamos convencidos de que es un problema humanitario que no tiene que resolver la prefectura sola - lamentaba el secretario municipal de Mujer, Asistencia Social y Derechos Humanos- Es una situación de emergencia y el gobierno federal tiene que solucionarlo a corto plazo.

    Nos han contado que el decreto publicado el día 4 de mayo servirá para "desburocratizar procedimientos" como la emisión de documentos, así como para facilitar la atención. Pero los burócratas se pasan la pelota y los indios waraos han de seguir su vida, pidiendo en los semáforos o vendiendo la artesanía confeccionada por la tribu.
  
      Normalmente son ellas, las mujeres, las que salen a las calles.

- ¿Por qué no hay hombres pidiendo? - pregunté yo.

- Porque a ellos no les dan.- Me responden sencillamente.

   Conseguir alojamiento es una de las grandes preocupaciones de la Pastoral del Migrante, porque estos indios no son personas "sin techo". Lo son ahora porque están intentando sobrevivir.

      Les han asegurado que podrán disponer en breve de un edificio que actualmente está en obras. Ya tienen 6 casas de alquiler, pero en condiciones insalubres.

      Cáritas ha sugerido que hay que crear alternativas que no choquen con los derechos indígenas, que preconizan que el niño no puede serle retirado a su madre, y, a la vez, con el Estatuto brasileño del Niño y del Adolescente, que no permite que los menores estén expuestos a situaciones de riesgo.


   Por otro lado, hay quien ya levanta la voz para pedir una barrera en la frontera entre la Amazonia y Venezuela. Hablan de los "coyotes", que traen a los más vulnerables y humildes para aprovecharse de ellos, pero en el fondo, el discurso es el mismo de otros lugares: frenar la llegada de los pobres con muros cada vez más altos y deshumanizados.

En Sao Paulo, lejos de esta frontera, unas mil personas convocadas por el grupo xenófobo "Derecha San Pablo", se manifestaron para pedir a Temer que vete la norma de la nueva ley de extranjería y piden que continúe la deportación que la policía federal efectúa en determinados momentos.

    El gobierno de Manaos ha pedido montar campos de refugiados con respaldo de la ONU o de la OEA y quieren iniciar contactos con ACNUR.


Entre tanto, siguen lloviendo piedras para los de siempre.











Fotos: Mariam del Toro. Mayo 2017
















jueves, 15 de junio de 2017

EMERGENCIAS SOCIALES.


Marcharon como marchan todos los que emigran, sintiendo que sobran en su país.


    Mirando al norte, que es ese lugar lejano al que se dirigen todos los migrantes, buscando su espacio, arrastrando su desarraigo.
     Son indios e indias Waraos, “la gente del agua”, originarios de las aldeas del Delta del Orinoco.

      Desde finales del 2016 han ido llegando a Manaos, capital del estado brasileño de la Amazonia, dicen que huyendo del hambre, buscando trabajo.
     E. Martínez Reguera y yo los encontramos donde han acampado, debajo de un viaducto junto a la Rodoviaria, la terminal de autobuses donde hemos ido a comprar billetes para el día siguiente.

     Y nos quedamos observando cómo se desarrolla un tramo  de la vida de esas personas anónimas, que son el resultado de la violencia cotidiana de las políticas económicas que se siguen imponiendo en la actualidad, a pesar de los “nefastos resultados económicos, sociales y humanos”.
      -Queremos trabajar y un lugar para vivir - nos dicen cuando entablamos conversación con ellos.- Vinimos aquí por necesidad, no tenemos nada...

     Calderón es de los pocos que no es indio. Me cuenta que  vino buscando trabajo porque en Venezuela se acabó todo... Nos dice que son como unos 500 y que algunos han venido hasta aquí caminando desde Boa Vista.

      De vez en cuando llegan coches que paran y abren sus maleteros para sacar bolsas de ropa, algunos juguetes, refrescos y agua potable… Gente solidaria que viene a ayudarles, o a cumplir con el requisito de procedencia medieval que considera que la función de los pobres en la sociedad es la de santificar a los que les socorren. 

¡Ay, la limosna, ese negocio para la vida eterna!


    El segundo día que nos encontramos con ellos para despedirnos, momentos antes de tomar el autobús hacia Lorena, es el 1 de mayo, la fiesta del trabajo. Han acudido un grupo de mujeres y hombres voluntarios para cortarles el pelo a los chicos, arreglarles las largas melenas a ellas y cortar uñas de pies y manos... 

  
   Están contentos durante el proceso. 

        Parece que el sentirnos limpios, arreglados, peinados, nos devuelve en parte la dignidad.

Calderón, al reconocernos, se acerca.
Voluntarios cortando el pelo un día de fiesta.
- Me voy a cortar el pelo... Tal vez me vuelva a casa, a Venezuela... Allí, al menos, está mi familia, aquí estoy muy solo y sin nada.

     Un joven que  dice que quiere venir a España, me cuenta que ellos son chavistas al cien por cien. Que no quieren a la oposición, que son revolucionarios.  

   -"Chavéz reconoció nuestros terrenos,nos dio motores para las barcas, viviendas de madera, vivíamos bien hasta el 2013... Pero ahora estábamos pasando hambre...

      Otros más mayores asienten con la cabeza. No hablan mal de Maduro, no, sí culpan a los alcaldes locales y a los administradores corruptos.

     La opinión de los vecinos brasileños es distinta. La guerra mediática aquí es descomunal contra Venezuela. Nosotros, viendo la prensa, deducimos que la información está tan desvirtuada como en nuestros países... No en vano, aquí O Globo es la voz del amo.

         Desde 2014. la policía federal ha deportado a 532 indios, aunque dicen que tienen más de 8 mil peticiones de asilo.
      El  Congreso brasileño aprobó el pasado abril una nueva Ley de Migración, que busca igualar los derechos de inmigrantes con los de nacionales en materia de acceso a los servicios públicos de salud, educación y seguridad social.

   La norma, que reemplazará un estatuto que entró en vigencia durante la dictadura militar (1964-1985) , debe aún ser sancionada por el presidente Michel Temer.
     
      El 4 de Mayo, unos días después de nuestro encuentro, leemos en la prensa que se ha decretado "situación de emergencia social", por estar acampados en un espacio público y sometidos a situación de riesgo personal y social, con la presencia de menores, adolescentes y ancianos. ( Cáritas ha dicho que un menor murió por neumonía y también un adulto por causas que están siendo investigadas por las autoridades sanitarias).

      El día 11, el ayuntamiento de Manaos garantizó recursos federales para atenderles, diciendo que la policía federal ahora les ayudará.

      Puede que hasta consigan pronto residencia temporal prorrogable para los que no tengan antecedentes penales.

       Otra frontera, otros migrantes, otras fuerzas del orden y políticos decidiendo quién tiene una oportunidad y quien no.

        Cuando se aleja el autobús donde Enrique y yo partimos hacia la casa de nuestros amigos en Lorena, me embarga la tristeza...  Otra vez los nadies, los nadies que no importan a casi nadie.

      No se si nos equivocamos los que pensamos que una sociedad humana debería ser el conjunto de personas que decide vivir en común con la obligación moral de asegurar una vida digna y de plena realización a todos, sin excluir a nadie.

     Lo cierto es que no puedo admitir otra forma de vida. Como Galeano en "Las venas abiertas...", pienso que  "la derecha tiene razón cuando se identifica a sí misma con la tranquilidad y el orden: es el orden, en efecto, de la cotidiana humillación de las mayorías, pero el orden al fin: la tranquilidad de que la injusticia siga siendo injusta y el hambre hambrienta".

     
     Como si a Caperucita se la tuviera que comer siempre el lobo.




Algunas mujeres venden artesanía en los semáforos.







Les acaban de regalar un cochecito.









lunes, 5 de junio de 2017

PEQUEÑO ORFEO NEGRO.



         "Si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo,  entonces somos compañeros".               
                                                                                (Che Guevara)
 
La Comunidad de los Pequeños Profetas está de luto:
 

     "Imposible no estar indignado por la muerte brutal de nuestro atendido Luan Oliveira Da Silva, joven de 17 años.
 
      Hace dos semanas que fue baleado por la policía en la comunidad del Coque:
 
      1 disparo en la espalda, 1 tiro en la pierna, 1 tiro en la cabeza... 
 
      ¿Cómo no estar indignados?
 
       La propia comunidad del Coque está indignada.
 
      ¿Será que el hecho tiene alguna relación con ser afrodescendiente?
 
      ¿O por ser residente de una de las comunidades de menor índice  de  Desarrollo Humano  (IDH)  en Recife?
 
    ¿Será que los autores no imaginan que salía de un proyecto social de recuperación de la ciudadanía y que la educación puede salvar vidas?

       La comunidad se unió para rendir el último homenaje a Luan, con carteles, camisas, mensajes y protestas en las redes sociales.
 
    ¡Los pequeños profetas perdimos un buen capoeirista, un amigo, un compañero lleno de sueños que se fue por cuenta de la violencia!"
 
 
 (Demetrius Demetrio.-
  Comunidad de los Pequeños Profetas).
 
 
***
       Desde Madrid, nuestro abrazo para todos vosotros,
unidos al luto por el joven Luan.

      Descanse en paz Luan!
     Gracias por haber compartido tantos momentos con nosotros.