Páginas vistas en total

martes, 27 de junio de 2017

¡PAIS DE MIERDA!


 
De vez en cuando, muere un gran hombre
y este país llora unido al pie de su tumba como si lo quisiera de verdad.

De vez en cuando, estalla una bomba y la solidaridad aflora entre nosotros como las mariposas en el rosal.

De vez en cuando, en nuestra historia ocurre un genocidio en tierras lejanas llenas de “parias” y entonces unas cuantas lágrimas
brotan colectivas de los ojos de la impunidad.

De vez en cuando, un niño es violado cual si fuera de trapo
y entonces nuestras morales dobles entran en pánico.

De vez en cuando, un esposo asesina a su esposa
en defensa de su honor burlado.

De vez en cuando, un político corrupto le roba al pueblo
los recursos de su futuro.

De vez en cuando, susurran los periódicos algún fraude electoral  
y  todos queremos estallar.

¡De vez en cuando, este país de mierda tiene memoria y dignidad!
 

De vez en cuando, los ciudadanos recuerdan la hermandad
y se unen entre diferentes para luchar.

De vez en cuando, las banderas
se pueden ondear
por la victoria de la humanidad.

De vez en cuando, lo negro es bueno y el miedo nos hace hablar.

!De vez en cuando, este país de mierda recuerda que puede cambiar!
 

De vez en cuando, los niños pueden soñar con una casa
y un juguete para jugar.

De vez en cuando, se construyen parques y se olvida al rival.

¡De vez en cuando, en este país de mierda se puede crear!
 

De vez en cuando,  se dice lo que se siente sin temor al qué dirán.

De vez en cuando, en mi país la gente dice no MÁS.

De vez en cuando, nos acordamos de los demás…
 

De vez en cuando, miramos más allá de nuestra propia miseria.

De vez en cuando,  derrotamos la indiferencia
y abrazamos la conciencia de la libertad.

De vez en cuando, los buenos somos más
y nos resistimos a actuar solo de vez en cuando.

DE VEZ EN CUANDO,
ALGUIEN ME RECUERDA QUE PUEDE SER SIEMPRE…

 
**Ébano, 2010   (Jhoana Patiño )
 
 
 
 
     **Jhoana Patiño es una joven escritora colombiana, nacida en Manizales, dedicada especialmente al mundo académico, que empezó su andadura literaria con Ébano, un libro de poemas -o prosa poética- donde se nombra aquello que nos han enseñado a callar, a permitir, a esconder y a olvidar a través de procesos de socialización inequitativos que marcan con hondas cicatrices el cuerpo y la memoria y cuyo máximo fin -de estos procesos- es la naturalización de las desigualdades, la legitimación del poder que oprime y la invisibilización de la pluralidad que nos distingue. 
 
      Y, precisamente, con un lenguaje de profunda conexión con la vida íntima, privada y pública, limpio, transparente y lleno de vida, Jhoana Patiño pretende con Ébano constituir un lugar-espacio de denuncia pública de todas las cadenas sociales que nos atan a lugares, relaciones, normas, valores, discursos y límites impuestos.
 
      
Fuentes: Centro de Documentación Cinde-Manizales
(Número 2, septiembre-noviembre 2010).
 
 

 
 







2 comentarios:

  1. Gracias, me encanta encontrar poetas que no conocía y que me aportan. Se puede aplicar a nuestro país de mierda perfectamente. Menos mal que existís los que me recuerdan que siempre se puede ser mejor... Abrazos, Pili.

    ResponderEliminar