Páginas vistas en total

viernes, 10 de junio de 2011

EL DELITO DE AMAMANTAR A UN HIJO.

EL DELITO DE AMAMANTAR A UN HIJO.


“La lactancia materna es el regalo más precioso
                 que una madre puede dar a su bebé”

                    La Comunidad de Madrid y sus instituciones funcionan como funcionan y a menudo nos INDIGNAN  con sus modos de gobierno.  Pero lo que en este momento está ocurriendo con Habiba y su niña, bebé de 15 meses, es algo que si no lo estuviéramos viviendo muchos no podríamos creer.

           Que las dictaduras roban niños a sus madres con diversos fines, es algo sabido y aceptado en la historia de todos los países, pero estamos comprobando que en las democracias también….
       Y si no es así… ¿cómo explicar lo que está ocurriendo en este caso, cuando un organismo como el IMMF, el instituto madrileño del menor y la familia , que según se ´define a sí mismo, se encarga de coordinar una serie de actuaciones que inciden en el bienestar social de los niños, así como promocionar políticas de protección a las familias, toma decisiones de este tipo?
La leche materna es el alimento más nutritivo que hay, y lo repiten en ese documento, prologado por  el Consejero Sr. Lamela Fernandez, Consejero de Sanidad y Consumo, ya muy famoso por varios desmanes en materia de salud,  y que lleva el título de:
                   " Amamantar: Una elección, un deseo." 
  
                     Y si queda probado y reconocido que esto es así, ¿a qué viene que se separe de esta forma tan radical y tan desproporcionada a Habiba de su pequeña?
Argumentan que la niña ya es demasiado mayor……
Pero La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna, aún cuando ya se alterne con otros alimentos, y dice que el tiempo límite para seguir dando el pecho lo pone la madre y el bebé. Incluso la recomienda hasta los dos años.
                      Y esto también  lo recogen en el citado documento.
                     Si a una mujer le ofrecen un remedio que garantiza el mejor desarrollo físico y psíquico de su bebé, lo protege de infecciones y de enfermedades futuras y la protege a ella misma, ¿quién se negaría a aceptarlo teniendo en cuenta que es gratis y está al alcance de todas?

        Siempre el acto de amamantar es un acto de amor. El dar de mamar en un lugar público es algo que no viola ninguna ley y es aceptado socialmente. Hasta que ha llegado el IMMF y nos dice lo contrario, empeñados en contradecir a médicos y expertos de todo el mundo. Y añade, como justificación a esta medida,  que considera como "habilidad maternal" dejar la lactancia prolongada por considerarla "caótica y perjudicial", en contra de lo que dice la Asociación Española de Pediatría.  
  
             Muchos tuvimos la suerte de que nuestras madres nos dieron de mamar el tiempo que fue necesario. Quizás  a Dª Paloma Martín Martín, la directora-gerente del Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF),  NO  la amamantaron amorosamente, y se le nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario