Páginas vistas en total

viernes, 30 de septiembre de 2011

LA RUTA DE LOS CUENTOS

         
                                           "Cada viaje abre cada puerta de tu corazón"


        Tengo un amigo que mantiene la opinión de que, en general, decimos dos palabras muy importantes con demasiada facilidad. Estas dos palabras son: “Te quiero”, y según él, las empleamos de una manera tan  banal que han perdido el verdadero sentido. Él hablaba de este tema en relación con los sentimientos que unen a las personas como pareja, pero yo hoy,  las traigo aquí porque también las utilizo, y muchas veces, en mis relaciones de amistad.

         Y cuando lo hago, no es de forma  hueca, y vacia, las siento, porque soy de las que se encariñan con las personas casi inmediantamente, salvo en casos en que las vibraciones negativas me lo impidan, que me pasa pocas veces, pero me pasa.
         Este verano ha sido largo porque las vacaciones se han hecho esperar hasta los primeros días de septiembre… Las chicas y yo habíamos decidido viajar esta vez por territorio alemán, por la ruta de los cuentos, siguiendo huellas dejadas por los hermanos Grimm, por la recopilación que hicieron de esas leyendas e historias con que nos entretenían de pequeños.

              Cuando viajamos vivimos más, ya que conocemos otros paisajes, otros lugares con historias diferentes, otras culturas, otras creencias, abrimos nuestra mente a nuevas experiencias, a otras alternativas. A veces nos encontramos cosas que ni siquiera habíamos imaginado (¡qué me lo digan a mí!), y hemos de recordar que, en la antigüedad, cuando alguien deseaba obtener conocimientos, viajaba a lejanas tierras para aprender las cosas nuevas que mejorarían la vida de las comunidades

              Viajar y conocer el mundo debería ser obligatorio. Ya se que pertenezco a los privilegiados que pueden hacerlo mientras otros ni siquiera tienen para el autobús, o en otros lugares para comer, pero incluso eso deberíamos verlo, conocerlo de primera mano, para poder ponernos en la piel de los demás.

            Pienso que de esa forma, puede que dejáramos de ver como enemigo potencial, o invasor  a los que llegan desde lejos en busca de dignidad para ellos y sus familias, de lo mas necesario para la vida de sus hijos…  También se que mi caso no es el general, que yo me encariño siempre con los que conozco, y que mantengo amistad, ahora mucho mas fácil con estas tecnologías, con personas que conocí en otros lugares y de los que guardo recuerdos especiales.

           En este último viaje, el de la ruta de los cuentos, mientras un autobús circulaba con un grupillo de personas que miraban, fotografiaban y paseaban por pueblos y ciudades siguiendo las explicaciones de Pascu, hemos conocido a personas que ya hemos incorporado a nuestro corazón.  Fuimos rompiendo el hielo tímidamente, con encuentros en las puertas de los hoteles o en los bares de los mismos, con comentarios risueños en pleno viaje que nos hacían sonreir, y a´sí, comenzamos a conocernos.   

            En esta ruta, mientras Pascu nos dormía con sus relatos,  mis amigas y yo nos hemos convertido en Hadas Madrinas.

             ¡Qué decir de los entrañables  Iván y Juan, o Juan e Iván, que nos encandilaron con su mirada limpia y risueña, de las encantadoras princesas Cris y Pili, nuestras cruzrojeras catalanas, de la maravillosa pareja formada por Juan y Marisol y de la formada por Vicky y Txema con los que tanto hemos reído! ¡Y de las cuatro amigas sevillanas, que nos metieron el miedo en el cuerpo con la aparición del fantasma del Pepsi! 
            ¡Qué noche la del barrio de las tabernas en Frankfour!  Siempre hay anécdotas que hacen reir y eso, la risa,  forma parte del bienestar y de la salud.
 
          Esta vez, gracias a las redes sociales, también estamos riendo viendo las fotos de unos y otros, hemos recordado paisajes hermosos y lugares espectaculares, y estamos preparando ya los siguientes viajes…. Budapest, Crucero, y  así hasta el fin del mundo…. Por eso comenzaba hablando de esas dos palabras que mi amigo prefiere guardar para cuando se trata de amor, pero que cuando se refieren a la amistad, hay que decir y repetir sinceramente, cultivarlas, regalar el oído de los elegidos, y que les llegue siempre un “te quiero”, “ os quiero”.
    
            Pues eso, amigos, quiero deciros que os quiero.

          Y no olvidéis que mientras miramos la televisión hay ríos que saltan en las cataratas,  hay aves de colores que vuelan de flor en flor, salidas de sol que no volverán a ocurrir,  puestas del mismo astro y lunas llenas que alumbran ilusiones, y baobabs que crecen un poquito.

      Sí, Baobabs que nos esperan en algún pequeño lugar…

       Mientras lees esto,  algo maravilloso está ocurriendo en algún lugar de la Tierra.

                        ¿Y nos lo vamos a perder?

           Os dejo con un poema que describe al amigo necesario.

                                                               Toñi.

Se necesita un amigo.

No es necesario que sea hombre,
basta que sea humano,
basta que tenga sentimientos,
basta que tenga corazón.
Se necesita que sepa hablar y callar,
sobre todo que sepa escuchar.
Tiene que gustar de la poesía,
de la madrugada, de los pájaros, del Sol,
de la Luna, del canto, de los vientos
y de las canciones de la brisa.
Debe tener amor, un gran amor por alguien,
o sentir entonces, la falta de no tener ese amor.
Debe amar al prójimo y respetar el dolor que
los peregrinos llevan consigo.
Debe guardar el secreto sin sacrificio.
Debe hablar siempre de frente y
no traicionar con mentiras o deslealtades.
No debe tener miedo de enfrentar nuestra mirada.
No es necesario que sea de primera mano,
ni es imprescindible que sea de segunda mano.
Puede haber sido engañado,
pues todos los amigos son engañados.
No es necesario que sea puro,
ni que sea totalmente impuro,
pero no debe ser vulgar.
Debe tener un ideal, y miedo de perderlo,
y en caso de no ser así,
debe sentir el gran vacío que esto deja.
Tiene que tener resonancias humanas,
su principal objetivo debe ser el del amigo.
Debe sentir pena por las personas tristes
y comprender el inmenso vacío de los solitarios.
Se busca un amigo para gustar
de los mismos gustos,
que se conmueva cuando es tratado de amigo.

1 comentario:

  1. Toñi, no sólo escribes en bonito sino que transmites en encantador, me ha llegado un abrazo tuyo a través de la pantalla. Gracias Toñi por dejarme un trocito de estancia en tu corazón, y es que la necesitad de viajar no es sólo para encontrar un lugar en otros mundos sino en otros corazones, me llevo la mejor foto y esa sólo puede verse cuando cierro los ojos, reencontrandonos de nuevo en la mágia de la Ruta de los Cuentos.
    Pili

    ResponderEliminar