Páginas vistas en total

martes, 30 de octubre de 2012

EL QUE TENGA OIDOS PARA OIR, QUE OIGA…









       “Prefiero ser criticado de idealista y soñador inveterado por continuar, sin vacilar, apostando al ser humano, batiéndome por una legislación que lo defienda contra las embestidas agresivas e injustas de quien transgrede la propia ética. La libertad del comercio no puede estar por encima de la libertad del ser humano. La libertad del comercio sin límite es el libertinaje del lucro. Se hace privilegio de unos cuantos que, en condiciones favorables, robustece su poder contra los derechos de muchos, incluso el derecho a sobrevivir.

   (…)  Insisto, con la fuerza que tengo y con la que pueda reunir, en mi vehemente rechazo a determinismos que reducen nuestra presencia en la realidad histórico-social a una pura  adaptación a ella. El desempleo en el mundo no es,  como dije y repito, una fatalidad. Es ante todo el resultado de una globalización de la economía y de avances tecnológicos a los que les viene faltando el deber ser de una ética al servicio del ser humano y no de lucro y de la voracidad desenfrenada de las minorías que dirigen el mundo.” *     


 
         *(Paulo Freire. "Pedagogía de la Autonomía")

No hay comentarios:

Publicar un comentario