Páginas vistas en total

jueves, 5 de septiembre de 2013

"Citius, Altius, Fortius "





“El objetivo del Olimpismo es poner siempre el deporte al servicio del desarrollo armónico del hombre, con el fin de favorecer el establecimiento de una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana”

                                                                                                               La Carta Olímpica



 
          A dos días de saber si Madrid  es  o no elegida como sede olímpica para el 2020, los medios de comunicación, entre ellos el que a mí de da de comer, se han volcado en la campaña de convencernos de las bondades de que a la tercera vaya la vencida.
      Otra vez más circo y más pan, y además,  toda la ciudadanía tan contenta y tan preocupada de si seremos elegidos o no poniendo en ello tanta ilusión y energía. Me argumentan que la dimensión que han producido en ciudades como Barcelona es indudable e impagable. No sólo en cuanto a proyección turística y cultural, si no a infraestructuras. Que habrá mejoría económica, revitalización del empleo… etc…
    Yo disiento, ¡ojalá fuese así!... Pero, por propia experiencia, sé que este "impulso económico" del que tanto se habla, es favorecedor solamente para unos pocos, los de siempre, mientras al resto de la ciudadanía le toca solamente pagar... Cuando se tiene a nuestro país  "recortado" en todo lo básico (educación, deporte escolar y juvenil, toxicómanos, ayuda a los mayores, sanidad, etc...) y la excusa es que no hay dinero, ¿qué queréis que os diga?... Primero, lo importante, lo JUSTO, y después, el pan y circo.
       Escribía hace meses Javier Baeza que “hay un montón de personas entregadas a difíciles tareas de investigación, trabajo y ciencia que nunca verán sus trabajos como señeros de los impulsos mediáticos y políticos de turno.”
      ¡Cuanta gente entregando su saber por el bien común en condiciones deplorables!
       Dentro de ese Madrid tan bonito que ahora se nos presenta,  no caben quienes lo están pasando tan mal, aquellos que tienen que buscarse la vida para el abono de transportes, para los que llegamos tarde a trabajar porque cada vez hay menos conductores, que trabajan mas horas cuando hay  menos servicios, ¿o es que será solo considerado para los que van a ir en coches oficiales con la carretera despejada antes de pasar? El  Madrid que sigue arrinconando a cientos de niños a vivir entre ratas, como añadía Javi, que especula con las viviendas, que invierte tanto en fuerzas de seguridad y tan poco en seguridad para los ciudadanos,  que sigue registrando colas y colas ante la oficina del paro para solicitar un derecho cotizado, que impide  que “existas” si no tienes papeles de legalidad,  en definitiva:
El Madrid de los infiernos , ese que no  han visitado los miembros del COI cuando han venido a evaluarnos, porque no interesa visualizar este tipo de realidades. ¡Y mira que es una pena!
        Una verdadera pena,  porque en ese Madrid tenemos maravillosos campeones de todo tipo de disciplinas olímpicas. Podriamos citar como ejemplos, las pruebas de carreras y saltos de vallas, esas carreras de velocidad en las que los competidores deben superar una serie de barreras de madera y metal.... ¿Os suena?
      ¿No conocemos saltadores magníficos que intentan tantas veces superar las vallas metálicas e incluso mas dificultosas y altas que las de los estadios deportivos?
 Y en el Maratón, esa prueba de resistencia que consiste en correr 42 kms., ¿no tenemos campeones que no solo saben correr en el asfalto de la ciudad, sino campo a través, sobre desiertos abrasadores y sobre playas de arena como dunas?  ¡y no sólo 42 kms! Los que hagan falta correr delante de la policía y a través de toda Europa si no hay mas remedio...

     En lanzamiento de peso, que consiste en propulsar una sólida bola a través del aire a la máxima distancia posible, nuestra especialidad estaría mas en esquivarla que en lanzarla, para esto tenemos a los responsables de la ley y el orden; nosotros tendríamos que procurar no estar en la zona de caída, pero bueno, una especialidad mas que tambieé tiene sus dificultades. Y en Natación, los mejores seguro, que tenemos amigos que no tardarán en recorrer incluso 14 kms. nadando y cruzando distancias impensables y sin patrocinadores, y que lo conseguirán porque el trofeo es la propia vida. Podríamos repasar tantos deportes que esto seria interminable y creo que la idea ha quedado clara…
Los que NO SON, NI CUENTAN en la valoración de los comités, podrian darnos, ademas de en otras tantas cosas, lecciones de vida competitiva contra todo tipo de adversidades. Asi que nosotros tranquilos,  que los políticos tuvieron corazonadas  de que nos tocaría ser sede olímpica,  pero algunos tenemos certezas de estar siempre de lleno en Los Juegos Olímpicos del Cuarto Mundo que nos rodea.
 
  
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario