Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2016

ES TIEMPO DE CORAJE


   Algún día, W. podrá saber cuanto sufrieron sus padres y de qué modo le buscaron, con cuanto coraje y valentía lucharon enfrentados a grandes poderes institucionales para demostrar la injusticia que hizo que les separasen en un momento de sus vidas.

 
      Nuestras leyes de bienestar social no son lo que parecen… Ni siempre buscan el  interés superior del menor, aunque lo pregonen y lo justifiquen, porque han hecho de los niños y niñas también un negocio del que sacan rédito y beneficio no pocos
intervinientes.
      Cuando dicen buscar el interés del menor no siempre es así… Por lo menos en el caso de W se han cometido todas las irregularidades y se han transgredido todas las leyes y normas que podamos imaginar….


     Quizás nuestros servicios sociales pensaron que solo se trataba de una familia africana, sin recursos, que no iban a poder hacer gran cosa contra la gran INSTITUCIÓN.
      Pero... ¡Qué equivocados estaban!


       Nunca estuviste en "desamparo" mientras vivías con tu familia. Lo reconocieron los jueces, muchísimos testigos, incluso catedráticos de universidad...


      Y aún así, te "expropiaron".

       Algún día, W.,  conocerás la verdadera historia.
  
      Sabrás de cómo tu padre comenzó desde Camerún un largo periplo para buscar un mejor modo de vida para tu familia… Aquel recorrido que le llevó a través de Chad, Níger, Argelia y Libia durante meses, para encontrarse que desde allí solo se podía llegar a Italia a través de un mar donde perecían ahogados muchos de sus amigos y conocidos durante aquel camino…  y que ya nunca volvían a llamar.

     Sabrás también que, en un momento determinado, decidió cambiar la ruta hacia Marruecos, y desde allí caminar hacia las cercanías de la frontera con España.

      3 meses vivió en el Monte Gurugú, donde por las noches divisaba las luces de Melilla y esperaba el  momento de poder llegar a esa ciudad…


    ¡Cuánto revolvían aquellos reflejos tan cercanos, y al mismo tiempo tan lejanos e inaccesibles!
     3 meses acosado a veces por los Alís, o  alentado por ellos a cambio de un cigarrillo…

      Podrás conocer cómo se fabricaba una escalera con restos de árboles para acceder a la tela metálica puesta expresamente para impedir el paso; y unos guantes con materiales recogidos entre las basuras para evitar, en lo posible, los cortes que les podría causar las cuchillas que algunos miserables idearon para que nuestra maldita valla de la frontera, con la que quieren separarnos, fuese más peligrosa y  cortase la carne de quienes se atrevieran  a buscar un mejor modo de vida.
Foto: PRODEIN.
      Y cómo consiguió una noche saltar, junto a otros con los que compartía tantas penalidades, y  que sus guantes quedaron colgados entre los alambres y espinos de la valla, junto con parte de su chaqueta.

    Y que la guardia civil no consiguió detenerle mientras buscaba que alguien le indicara dónde estaba el CETI.  Desde  aquel lugar, y a través de Cruz Roja, llegó a Madrid y pudo trasladarse desde la capital a Santander.
    Obtuvo la reagrupación familiar, y así viniste con tu madre a vivir con él porque tanto ella como él estaban convencidos de que llegaban a un país respetuoso con los derechos de todos.
     Te contaremos, querido W, tu pequeña infancia si es que no guardas recuerdos de ella, y rellenaremos todos los agujeros negros y disiparemos todas las incertidumbres de aquel momento en que tu vida cambió, en que todos los que conocías y querías, desaparecieron de tu lado...
      Nadie te arrebatará lo que ahora tengas... Nadie te quitará los nuevos afectos ni las nuevas personas que te quieran y que seguro que tú quieres. Pero sabrás que tienes una familia extensa, padres, hermanos, abuelos, preocupada por ti, que te ha echado de menos todos los días desde hace muchos años, de las lágrimas, de la búsqueda, de los procesos judiciales, de los lugares donde Ferdinand, tu padre, habló ante tantas gentes para contarles el caso, el drama que estaban injustamente viviendo.

Foto: Antonio Ruíz.

   Conocerás porqué la gran persona que él es tiene tantos amigos y amigas que os quieren y que luchan junto a tu familia para conseguir que os podáis encontrar, y reconoceros y también  disfrutaros, engrandecer tus puntos de vista y procurar que seas mucho más feliz.
  
Entre tanto, seguimos esta lucha contra gigantes  institucionales que viven convencidos de que ordenan y mandan en los sentimientos, en las emociones y en los vínculos de los demás, especialmente de los de los pobres.

   El derecho es un instrumento para proteger al débil, aunque ahora parezca que es al revés.

    No perdemos la esperanza de que en base a ese "interés superior" tuyo se consiga alguna vez, más temprano que tarde, la satisfacción integral de tus derechos, querido W.







 


No hay comentarios:

Publicar un comentario