Páginas vistas en total

viernes, 7 de julio de 2017

REFLEXIONES DE SANTIAGO YERGA


 (Yannis Behrakis / Reuters) 
 

    Le preguntan en Facebook a Santiago Yerga sobre las desafortunadas declaraciones del ministro de Interior,  sr. Zoilo, que hizo ayer a propósito de la intervención de los colectivos sociales y las ONGs  en el rescate  de personas en el Mediterráneo, y a las que acusa de  favorecer y fomentar la emigración "ilegal".
    
     Santiago responde a la persona que le ha preguntado:

     "Pues tú misma las calificas, suavemente, en tu petición de comentario:  

                                   "Desafortunadas". 

       Yo añadiría los adjetivos falaces, engañosas, torticeras, embusteras, etc.

        Dicho esto, estas declaraciones me han permitido detenerme en dos aspectos que, en mi opinión, están pasando desapercibidas. Por una parte, cómo, a diferencia de hace unos años - no tantos en realidad - se ha vuelto a poner el foco migratorio en Interior. 

      Hace unos años, hubiera estado al frente bien el entonces ministro de Trabajo e Inmigración o la Secretaría de Estado de Inmigración. Como se pretende hacer desaparecer, en lo que interesa, de la agenda política la inmigración, se ha vuelto a dar carta de naturaleza a Interior en estos espacios, con todo lo que eso supone. 

       El segundo aspecto al que me quiero referir debería suponer una llamada de atención para todas las personas que nos interesamos por los flujos migratorios: estas declaraciones de Zoido hay que ponerlas en relación con las barbaridades que se escuchan desde determinados sectores de la UE y las deficiencias en la gestión del éxodo de refugiados que llegan por el este de Europa o por Italia y Grecia. 

DARRIN ZAMMIT LUPI
       Pero hay una realidad que es incontestable: desde hace 30 años llevamos viendo lo mismo en Andalucía y, en concreto, en las costas gaditanas. Con todo el respeto que me merece la labor que realizan en el Mediterráneo oriental entidades como Proactive, Save, etc., jamás he visto que nadie flete un pequeño barco para rescatar a las personas que cruzan desde Marruecos al litoral andaluz... y, como decía, llevamos 30 años así.



      Y para terminar, una última reflexión. Pese a lo que diga el ministro, la gran mayoría de estas personas va a ser puestas en libertad y asignadas al programa de atención humanitaria que la Administración española financia a algunas oenegés. Por un lado, criminalizo, pero por otro lado, a la vista de la incapacidad para gestionar estas llegadas de una manera digna, convenio con oenegés para que atiendan a estas personas. Ya sabemos que para un político, "coherencia" es un animal de compañía, pero quizás no estaría mal que sus votantes se la exigieran. 

      Por eso, cuando oigo al propio ministro decir que se van a abrir nuevos centros de internamiento, dos de ellos en Andalucía, sólo puedo pedirle:   
              ¡Cree usted centros de primera acogida o de recepción, hombre!

       Creo que es la única manera de que preservemos los valores democráticos o de hospitalidad que decimos sostener".


*******************
Santiago Yerga es Coordinador del área de CIE de la ONG Pueblos Unidos y coautor del informe “Vulnerables, vulnerabilizados”, del Servicio Jesuita a Migrantes de España.




No hay comentarios:

Publicar un comentario