Páginas vistas en total

domingo, 6 de agosto de 2017

BLUES PARA TIEMPOS DIFÍCILES.

Dices que no te conoces,

que no sabes quién eres.
Yo sé poco de ti, pero sé algo,

y te lo cuento para que no olvides.


Tus sueños se rompieron,

hoy son peces de asfalto.
Nada guardaste para ti,

más que las lágrimas.
No puedes ser pájaro preso,
Pero dejaste que te ataran lazos.


Te lo jugaste todo a la ruleta rusa,
y el miedo te despeina y te disuelve.
Que te sentiste al borde del abismo también sé,
que arrastras los escombros de tu vida.
Y que has mordido el polvo y nadie notó nada.
Más sé, a la vez, que nunca dejaste de mirar de frente,

aún sintiéndote en la vía muerta de lo absurdo.

Sé que intentaste sembrar semillas de pureza en el camino,
Y que escribiste por los que no pueden alzar la voz,
por los que desaparecieron.


Que eras la voz dormida de los que no pueden ya hacer,
y que acunaste noches de abrazos vacíos.
Sé que no eres un espejismo desbocado,
sino Esperanza en laberintos sin puertas ni candados.


Hoy tu boca escupe sal, esperando el milagro de una fuente,
oasis y descanso.
Hay mucho invierno en esta tierra nuestra
pero habrá que soltar el plomo, no somos héroes oxidados.


Y se que nacerás otra vez,
parto a brazo partido hacia un nuevo destino.
Lejos de quien derribe estrellas y reflejos,
de quien tienda la niebla ante los arco iris
que dejan equivocarse a las palomas. 


Hagamos un pacto hoy, sabes que no estás sola:
Deja que te sacuda el viento del sur,
somos pequeñas islas que visita el azar de cuando en vez,
Para vencer el frío de la ausencia.


No te asustes de la mujer que llevas dentro,
la que comienza a desplegar las alas.
No temas que te cerquen las sombras,
ellas te empujarán a la luz de otras ventanas.


Y a descorrer cerrojos y sacudir cenizas,
de las que surgirás de nuevo renovada.

No te abandonarás al frío de la noche estrellada.
Has regresado y todos te esperaban.

Yo, de nuevo, te lo dije una vez,
vuelvo  a decirte: ¡Levántate y anda!
Marca tus pasos en el futuro mapa,

que al andar se hace el camino, dijo el poeta.

Sabes que tienes luz, vida, futuro…


Sé poco sobre ti, es cierto, pero sé algunas cosas.

Sé, por ejemplo,

que todavía hay tiempo para tu poesía.


(Mariam, agosto 2017)



Tú me escribiste una vez:


       “Es un trueke, Mariam Del Toro ,como tantos otros, que pasa desapercibido para otros muchos mortales ...Me lees y a cambio se me agranda la vida porque me siento más viva al tú saberme. Ese el el trueke, yo doi, tú das, ellxs dan, damos y recibimos y así la elasticidad generosa de sabernos encontrados”.


        Hoy brindo por ese encuentro, por futuros pactos de amistad, por tu renacer, por la suerte de haberte encontrado en mi camino.


¡Por ti!

1 comentario:

  1. Brindo por ese amor que recibo de tí mujer ternura, porque llegaste a mí al borde de mi fin, para empujarme al cielo y no morir . ¡¡¡AUPA MUJERES DEL MUNDO!!!

    ResponderEliminar